Viendo las estrellas

Otra forma de celebrar los 60 años es la de Brian May, guitarrista de Queen el grupo británico. Ha terminado un proyecto abandonado durante treinta años: su tesis doctoral nada menos que en Astrofísica. Cabe imaginar a May cada día de Año Nuevo haciendo recuento de los buenos propósitos y los asuntos pendientes y diciéndose: «De este año no pasa», o cada vez que se encontraba con una antigua compañera asegurarle que la tenía prácticamente lista. Hasta que decidió tomarse a sí mismo en serio y cumplir.

En 1974 la rockera banda empezaba a tener éxito y May interrumpió sus observaciones en El Teide, en la isla de Tenerife, para dedicarse a la música; pero como la vida es larga —122 años según los más optimistas— se ha dado el gusto —y el esfuerzo— de reunir cuarenta y ocho mil palabras para redactar Las velocidades radiales en la nube de polvo zodiacal, en la que intenta demostrar que las nubes de polvo estelar del sistema solar se mueven en la misma dirección que los planetas.

Ha vuelto a Canarias, esta vez al Roque de los Muchachos en la isla de La Palma, a mirar al cielo noche tras noche y componer sus cálculos seguramente con su propia música de fondo. Hay edades cronológicas pero no biológicas, ya se sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *